9 may. 2010

Australia 2010 RacingThePlanet

El día 20/04/2010 tenía que haber cogido un avión con destino a Kununurra (Australia) vía Londres-Singapur. Pero debido a las cenizas de un volcán en Islandia el vuelo fue cancelado. Como esta situación ya llevaba varios días, ya habíamos previso que podía suceder, pero encontrar un vuelo a última hora y con la mayoría de los aeropuertos europeos cerrados se convirtió en una auténtica odisea. Así que el miércoles decidí arriesgar e irme a Madrid para poder conseguir un vuelo, junto con otras dos personas que también estaban en mi misma situación.
Finalmente pudimos conseguirlo y cogimos un avión a las 11:15 de la mañana del miércoles día 21. Hicimos escala en Doha, después en Singapur y de aquí a Perth para, finalmente coger el último vuelo a Kununurra (Australia). Total, más de dos días y dos noches seguidas entre aeropuertos y aviones. Llegamos a Kununurra el viernes día 23 a las 15h. Pero todavía quedaba la última parte de la odisea: hacernos a toda prisa con la comida para la prueba, pues en este país no dejan introducir prácticamente, ningún tipo de comida; y además preparar la mochila para la carrera.
Aquí el calor es agobiante; más de 40 ºC y una alta humedad. El sábado siguen llegando corredores afectados por el volcán. Hacemos la revisión del material y un autobús nos lleva hasta el campamento donde dormiremos esta noche y que será la salida de la etapa de mañana. En la tienda estamos 4 españoles, dos coreanos, un japonés y un austriaco. Me resulta imposible dormir esta noche debido al inmenso calor que hace que unido a la paliza del viaje, la etapa de mañana se presenta bastante incierta. Además se oyen comentarios que ha venido gente que ha ganado otras ediciones e incluso algunos vienen con medios de comunicación para hacerles un seguimiento.
1ª ETAPA: Día 25: 42 Km. DOON POON
Se dio la salida a las 8 de la mañana. El calor a estas horas ya es sofocante. La carrera transcurre, al principio, por una pista para dejarla enseguida y entrar de lleno en lo que nos esperará a lo largo de la mayoría de las próximas etapas: campos de spinifex (hierbas muy altas que pinchan) y con terreno muy pedregoso en el suelo. Se hace muy difícil correr por este tipo de terreno. Además las marcas, a veces no se ven muy bien y hace que nos perdamos en alguna ocasión. También tenemos que cruzar varios ríos, aunque el agua no es muy profunda. A partir del km 20 quedamos en cabeza el australiano y yo. El anda muy rápido entre las hierbas, pero por sendas y pistas se retrasa algo. Los últimos km transcurren por una pista y aquí se queda definitivamente el australiano y me voy en solitario llegando a meta después de 5 horas y el australiano a unos 5 minutos, seguido de Lía, la americana. En meta nos comentan que hoy hemos corrido con más de 45 ºC lo que ha provocado ya que muchos corredores abandonen en esta etapa.
2ª ETAPA: Día 26: 38 km. DUNHAM RIVER
Debido al intenso calor que está haciendo se decide adelantar la salida de las etapas a las 6 de la mañana (aquí amanece a las 5). Esta noche tampoco he conseguido dormir. Mi cuerpo no se ha acostumbrado a este calor nocturno. Es agobiante. La etapa de hoy es un calco a la del día anterior, con la diferencia que hoy pasamos por minibungles. En esta ocasión me acompaña durante los primeros km el simpático coreano Ahn, pero que al final también se queda, llegando unos 15 minutos detrás. Esta tarde nos ha caído una buena tormenta. Ojalá hubiese caido mientras corría, ya que estamos obsesionados con el agua y con refrescarnos continuamente.
3ª ETAPA: Día 27. 34 Km. CAMP BARREL
No hay forma de poder dormir. Todavía no me explico ni cómo puedo correr en estas condiciones; a no ser que los demás estén en la misma situación que yo!!!. Las ampollas han hecho mella en muchos corredores. Cruzar tantos arroyos y charcos han producido auténticos desastres en los pies. La visión de algunos corredores es lamentable.
Hoy volvemos a salir a las 6 de la mañana. La primera parte de la etapa son los ya clásicos spinifex y las piedras. Luego seguimos una pista hasta que empezamos a meternos en un pequeño cañón, pues hasta ahora las etapas habían sido bastante monótonas, aburridas y de escasa belleza paisajística. Este terreno se me hace más agradable, con subidas y bajadas. Después nos metemos en el interior de un arroyo con hierbas altas donde es muy difícil correr ya que vamos casi siempre por el agua. Finalmente salimos a una cascada de roca por la que hay que descender. Aquí un japonés resbaló y estuvo a punto de morir desangrado del golpe que recibió en la cabeza. Después de esta cascada la etapa continúa por una pista hasta que nos desvían a los dichosos spinifex de nuevo. Aquí nos juntamos cuatro corredores y decidimos ir juntos, pues el terreno era bastante desolador por una inmensa pista y un calor que derretía los pies.
4ª ETAPA: Día 28. 18 km CAMP AIRSTRIP
Por fin hoy he podido conseguir dormir un poco, pero un poco solamente. Volvemos a salir a las 6. Esta etapa, a pesar de ser corta, se presenta como la más técnica de todas y la más dura. La organización nos obliga a llevar un litro más de agua, debido a los abandonos por deshidratación que ha habido. Al ser más técnica he decidido tirar un poco más para intentar meter más tiempo a la americana Lía, que hasta entonces, va segunda en la general y quiero tener un colchón de confianza para las próximas etapas. Comienza la carrera con una estrecha subida por un cañón y rocas muy grandes en las que hay bolsas de agua y que aprovecho para beber y refrescarme. Hoy me siguen el italiano Queco y el coreano Ahn. Una vez llegados a la cima de la canal el terreno se vuelve muy pedregoso, con subidas y bajadas constantes (y con arañas gigantes en medio). También vemos canguros. A partir del km 10, después de subir y bajar, volvemos a bajar al fondo del cañón por donde transcurre un río y por el que tenemos que desplazarnos continuamente, llegando en algunos momentos el agua a la cintura. Así durante los últimos 8 km. La verdad es que nos viene muy bien para mojarnos, refrescarnos y beber. Finalmente y después de poco más de tres horas llegamos a la meta de esta etapa sacándole más de 50 minutos a la americana.
Aquí no se pudo montar el campamento porque el lugar era inaccesible para cualquier medio terrestre, así que tuvimos que hacer vivac y dormir a la intemperie, coger agua del río para beber y cocinar.
5º ETAPA: CAMP MAZE. 100 KM. In the Footsteps to the Crocodriles
La etapa más esperada y temida de todas. Los primeros 10 km transcurren por el cañón por el que llegamos ayer. Al poco tiempo de la salida tenemos que nadar durante 200 metros para cruzar a la otra orilla y muy poco después otra vez de nuevo al agua a nadar. Había que tener cuidado y meter el saco y la ropa en bolsas estancas. Seguimos metiendo los pies en el agua durante varios km hasta que conseguimos abandonar el cañón y entramos en un monte de rocas, hierbas y árboles donde nos perdimos más de una vez. A los 12 km estaba el primer check point. Y a partir de aquí nos esperaban casi 90 km de pista, mucha pista y calor, mucho calor. Los check points estaban más o menos cada 10 km, pero el calor te dejaba la cabeza como una olla a presión antes de que llegaras. Me dedico a hacer mi carrera. Hasta el primer check point fui con un australiano que se paró enseguida. Después se me une otro australiano, pero no llegó ni al segundo check point conmigo y también se paró. Continué en solitario hasta que cerca del km 40 se me une el italiano Queco. Vamos juntos hasta el km 65, pero también tiene problemas y le acompaño andando durante unos km para ver si se recupera. El italiano me cae bien y le comento que iré rodando despacio y me pararé en los siguientes check points. Llego al km 80 donde hay un río y donde no dudo ni un momento en meterme de lleno y pegarme un baño con mochila y todo, aunque enseguida un voluntario acude a advertirme que salga o me quede en la orilla pues el río está lleno de cocodrilos…uufffff. A seguir corriendo tranquilamente. Llego al km 90 y me siento para esperar al italiano, pero quien llega es Lía, la americana, aunque enseguida llega también el italiano y nos vamos los tres hacia la meta a la que llegamos después de 12 h y 45 minutos.
Esta etapa hizo auténticos estragos. Nunca había visto en mi vida a gente con tantas ampollas infectadas, ni tanta gente retirada precisamente por las ampollas y por la deshidratación. Aunque daban dos días para acabarla, sólo quedamos menos del 50 por ciento de los que empezamos.
El día siguiente lo aproveché para darme un baño en el río y relajarme. El calor y el esfuerzo te quitan el hambre y lo que más te apetece es beber y estar en el agua. Mis piernas están llenas de pinchazos y heridas de los jodidos spinifex y la piel quemada por el sol.
6ª ETAPA: 12 Km. CAMP CROCODRILE
Esta etapa que debería haber sido de 12 km, finalmente quedó reducida a solamente 5 y por pista, debido a la masacre que produjo el calor, las ampollas, la deshidratación,…
Sino llegan a reducirla muchos corredores no hubiesen salido, aunque parezca increíble que después de haber hecho todo lo que se hizo no hubieran podido con 12 km más. Así que no es difícil imaginar en que condiciones estaban estaban. Algunos tuvieron que romper las zapatillas para poder calzarse y acabar la prueba andando o cojeando.
La salida se hizo por grupos, siendo los más lentos los primeros, después los intermedios, dejando a los más rápidos para el final. Esta etapa ya es de transicción, pues ya estaba todo decidido y lo que deseábamos era llegar y beber algo fresco (algo que no pudimos hacer en ningún momento, es más, en ocasiones el agua para beber estaba tan caliente que casi se podía hacer un té) y comer algo decente después de tanta comida de astronauta…