28 jun. 2012

EN BABIA...

Y el domingo día 24 me fui a recorrer las preciosas montañas de Babia.


Salí de Torre de Babia por la pista que va a la Laguna Verde, pero antes de llegar giré a la izquierda para subir por la cara norte del Pico Montihuero. Desde esta cumbre fui cresteando dirección oeste para hacer la cumbre de Peña Salgueiro, bajar al valle que sube de La Cueta, ir hacia el nacimiento del río Sil, después ir a los Picos Albos, llegar a la Laguna del Valle, para luego dirigirme hacia la cara norte de Peña Orniz. El cresterío de esta zona es bastante expuesto y en algunos momentos hay que bajar ya que es imposible seguir la cresta. Así llego hasta la cumbre de La Calabazosa. Desde aquí se puede empezar a ver la Laguna de la Calabazosa y algún lago de los de Saliencias. Bajo por una ladera hasta llegar a la pista que viene, tanto de La Majúa, como de Torrestío y de Torre de Babia. Me dirijo hacia este último lugar para completar el recorrido.

Y aquí están las imágenes:

http://youtu.be/Ik0qpGVT-k0



26 jun. 2012

DE RUTA POR PICOS DE EUROPA


El sábado 23 de junio quedamos mi amigo Pablo Villa, el “Greimman” Valentín de Cangas y yo para hacer un entrenamiento por Picos de Europa. Pablo y yo salimos del puerto de Panderrueda a las 8 menos cuarto de la mañana. Nos dirigimos hacia el collado de Dobres para bajar al refugio de Vegabaño. Hasta aquí tardamos una hora. Desde el refugio seguimos bajando hacia Carombo para seguir la senda que va paralela al Dobra hasta La Jocica, donde habíamos quedado con Valentín. Esto nos llevó una hora y cuarto.

Desde aquí comenzamos a subir por el Abedulu a través de una senda que hay que seguir con mucho ojo, pues se suele perder, ya que es una zona de hierba con pinchos y piedra.  Nuestro objetivo era cruzar por la Muda de Ozania a la canal de Ozania, ya que había subido otras dos veces por ahí y una vez fui hasta Corroble y la otra, que fui con Valentín también, nos metimos en un embolao del copón. Pero esta vez acertamos bien.

Subimos por la canal de Ozania dirección hacia la Torrezuela. A medida que subíamos ya comenzó a aparecer la nieve, que generalmente, estaba en buenas condiciones. Seguimos la senda hacia Fuente Prieta donde cargamos agua, para afrontar la subida casi completamente nevada hacia el collado de Santa María. Desde aquí hay una bajada alucinante, con mucha nieve, donde pudimos practicar la técnica de esquí sobre zapatillas. Bajamos al Jou de los Asturianos para dirigirnos al Jou Santo. Ahora queremos cruzar la Forcadona, que también tiene mucha nieve y donde Pablo casi se nos cae por un agujero que hizo en la nieve prácticamente en el mismo collado de La Forcadona. La bajada por la cara sur no tiene nieve, pero sí que hay bastante en Las Llorosas. Incluso algún paso divertido entre la nieve y  la pared.

Nos encaminamos hacia Vega Huerta y aquí Valentín se separa de nuevo. Le indico por dónde tiene que bajar por La Duernona, para bajar a Carombo, ya que él vino por Amieva. Pablo y yo seguimos. Bajamos por la canal del Perro hacia el collado del Frade y coger la senda que va hacia el Escobaloso para, desde aquí,  deshacer la senda que hicimos a primera hora de la mañana.

Y esto es en imágenes lo que hicimos:

19 jun. 2012

TRAVESERA PICOS DE EUROPA 2012

IX TRAVESERA PICOS DE EUROPA 2012







Día 16 de Junio de 2012, hora: 00:00


Un año más se celebró la que yo considero la carrera más dura y técnica que hay en este país. Una carrera que pasa por tres comunidades autónomas. Y en Arenas de Cabrales nos reunimos otra vez “esos locos que corren”, amigos venidos de todas partes del país, e incluso del extranjero. Y otra vez a intercambiar impresiones y comentarios, casi siempre sobre lo mismo, pero siempre con la misma pasión, incertidumbre y temores…”este año no he entrenado lo suficiente…”, “…yo no he entrenado desniveles…”, “…yo he tenido un problema en la rodilla…”, “…¿crees que lloverá?...”, “…¿qué zapatillas vendrán mejor?...”, “…¿qué llevamos en el camel?...”, etc, etc,…


Así que después de todos estos devaneos, se acerca la hora “H” y nos vamos al Repelao, en el santuario de Covadonga, donde a las 12 de la noche se da la salida a esta IX edición de la Travesera. El tiempo parece que nos ha respetado, pero esto es alta montaña y puede ocurrir de todo. La organización obliga a llevar un material obligatorio, precisamente por eso y porque además todavía hay mucha nieve en varios pasos por los que transcurre la carrera.


Comenzamos a subir por la carretera muy poco tiempo, pues enseguida hay que coger la senda que nos llevará hasta los Lagos. Parece que nadie quiere arriesgar en la salida, a pesar de los “galgos” que se presentan, así que yo a hacer mi carrera y a tirar para adelante. Y detrás me siguen Merillas, Pablo Villa, Quico,… Y vuelvo a tener el mismo percance del año pasado. En uno de los muchos barrizales que hay, ahí se queda mi zapatilla, que por si fuera poco, el que venía detrás la pisa y se llena de barro, bueno un mal menor porque no ocurrió nada grave. Así vamos subiendo hasta llegar al primer control y avituallamiento situado en los Lagos de Covadonga. Y aquí es donde empiezo a notar el primer problema. A pesar de que es casi todo subiendo, cuando hay alguna bajada, mi frontal se baja por completo (se baja sólo caja del led, no la cinta) y tengo que subirla continuamente. Cómo hay que seguir subiendo, no me preocupa mucho. Pero esto va a condicionar mi carrera.


Poco a poco empieza a aparecer la nieve, a medida que nos acercamos al Jou Santo. También hace un viento frío, pero parece que sólo es en la parte alta. Aquí Merillas se retira por problemas físicos. Pasamos el Boquete y comienza la bajada por la canal de Mesones. Y aquí es de verdad donde viene el primer problema gordo. Mi frontal es incapaz de ir derecha y tengo que quitármela de la cabeza y llevarla en la mano y…primer batacazo. Correr con la frontal en la mano es un coñazo; mueves los brazos y vas iluminando como si fueras borracho. Mi frontal se apaga y creí que se acababa la carrera. Y no era por problemas de pilas. Consigo encenderla, pero da menos luz que un mechero. Por si fuera poco intento “apartar una piedra con el tobillo” y vuelta al suelo otra vez y como consecuencia esta vez el resultado es el tobillo medio averiado. Pero sigo bajando, tranquilamente porque no veo en condiciones, pero para abajo. Me acompaña mi inseparable y amigo Pablo y el alicantino. Y llegamos a Caín. La verdad es que el ritmo que llevábamos era más rápido que el del año pasado, pero mi cabreo con la frontal no me hacía correr a gusto. Subiendo la canal de Dobresengros sólo veía prácticamente, lo que me iluminaba la frontal de Pablo y muy poquito más. No sé las veces que caí. Estaba deseando que amaneciese para poder relajarme, porque iba echando chispas por las orejas… Creo que ese cabreo me desgastó más que la carrera en sí


Llegando al Hoyo Grande ya amaneció. Pablo tenía problemas de estómago y no podía seguir el ritmo, así que me fui poco a poco. Pero ya no iba cómodo. Mi cabeza me decía que podía correr más rápido, que otros años iba por ahí como una moto, pero mis piernas se negaban. Subí la Horcada de Caín, con algo de nieve. Aunque en la bajada sí que había bastante nieve. Eso te ayuda a bajar mucho más rápido y cómodo, excepto cuando tienes que cruzar lateralmente el nevero, que se hace incómodo y hay que ir con cuidado, pues un resbalón te puede mandar al fondo del hoyo. Y llego al tercer control situado en el refugio del Urriellu. Joer, parecía que no había corrido casi nada. Iba muy cómodo y prácticamente casi no notaba el cansancio, pero mis piernas se negaban a ir más rápido. Comienza la subida por la canal de la Celada, también con algo de nieve. Voy cuarto, pero mi cabeza me decía que estaba bien, que podía correr y que podía cazar al grupo de cabeza; y convencido estaba de ello. Pero una cosa es lo que pensaba y otra lo que realmente ocurría. Iba, como si fuera entrenando, y no compitiendo. La subida a la Collada Bonita tiene bastante nieve. El primer tramo es un poco complicado por la inclinación lateral que tiene. Después se sube “a saco” para arriba y la organización ha puesto una cuerda de seguridad, aunque hay buenos peldaños en la nieve que te hacen subir “cómodamente”. Una vez en la collada, hay que bajar y también hay otra cuerda de seguridad. Comienza la bajada por la canal de Las Moñetas, donde todavía se conserva bastante nieve que hizo que este primer tramo se bajara mucho más cómodo que si no hubiera nieve. Pero esta canal es caótica. Aunque sea casi siempre hacia abajo, hay tramos en los que es muy difícil correr, porque no hay senda, y el terreno es muy agreste, inestable y con tramos en los que hay que echar las manos para bajar. Solamente al final se suaviza y te permite acelerar el ritmo.


La canal de Las Moñetas nos lleva a las Vegas de Sotres, donde se encuentra el siguiente avituallamiento. Aquí hay que reponer un poco más porque lo que nos viene encima asusta un poco. No es que sea la subida más larga, ni la más dura de la carrera. Pero es la más agónica, porque es la última y las piernas ya llevan muchas horas corriendo. Aún así, son mil metros de desnivel positivo en cuatro o cinco kilómetros. Se trata de la canal de Jidiellu. Y la subida es un tormento, porque no te lleva en línea recta, sino que te va haciendo giros de derecha a izquierda. La subí este invierno llena de nieve y fue una maravilla. Te metes en el fondo de la canal y recto para arriba. En cambio, sin nieve te va torturando con esos zigzag. Solamente al final, donde se estrecha la canal hay bastante nieve. Se sube sin problemas y además hay cadenas a las que poder agarrarse. Este año la subí bastante más lento que el año pasado. Y eso, a pesar de haber llevado bastones, algo que no había hecho nunca. Durante la carrera no los había usado. Los reservaba para esta subida. Pero ni así. Y se llega al Collado de Valdominguero. Desde aquí comienza la bajada, donde nos volvemos a encontrar con nieve de nuevo, que nos lleva por la pista minera hasta el Jito de Escarandi. Y vuelvo a recordar lo del año pasado. Desde Las Vegas de Sotres al Jito, le había recortado a Chus veintidós minutos. Y este año iba con la misma intención. Iba…pretérito imperfecto del verbo ir…”; pues se quedó en eso, en la intención. En la bajada de la pista apareció la niebla. Llego al Jito, último avituallamiento y me lo tomo con calma (como casi siempre). Pero ahora hay que ir con más atención. La niebla no facilita la visión de las banderas, ni de las marcas. A veces, incluso, hay que pararse y aminorar el ritmo para buscar la siguiente marca, pues la niebla es densa. Personalmente no me afectó mucho, pues ya conocía la zona de otras ediciones, aunque seguramente habría muchos corredores que no conocerían tan bien la zona y tendrían bastantes más problemas para orientarse. Después de este tramo de sendas de barro y praderías llegamos a la última bajada, la calzada romana del Caoru. Debido a la niebla, esta bajada estaba muy delicada, pues es una calzada con muchas piedras redondas y completamente mojada. Una persona de la organización te advierte antes de entrar en la calzada de lo delicado de la bajada. Y para que veas que es cierto, lo compruebas nada más empezar, otro nuevo batacazo, y ya he perdido la cuenta. Pues nada, a seguir bajando con cuidado hasta llegar por fin a la meta en Arenas de Cabrales. Todavía no he mirado ni el tiempo que hice. Creo que unas doce horas y cuarenta minutos. Tampoco me preocupa. Es más, creo que hice casi media hora más que el año pasado. También me es igual. Eso sí, acabé teniendo la impresión que podía dar otra vuelta. Y no es coña. Con tan buenas sensaciones que el domingo salí a entrenar de nuevo más de dos horas. No es lo que yo había pensado al principio, pero coño, es para estar contento de todos modos.


La pena es que no me pude quedar a la entrega de premios, ni esperar a ver llegar a algunos de mis amigos que la habían preparado con mucha ilusión y darle esos ánimos y felicitaciones, pero hay que cumplir con otros compromisos y tuve que irme. Ya lo haré durante estos días y volveremos a intercambiar sensaciones, impresiones y toda esa magia que envuelve a este tipo de carreras.


Y ahora me toca hacer de malo. Aunque son comentarios que provienen de más corredores, incluido yo, voy a exponer algo que no me gusta y que estoy viendo últimamente en algunas carreras, incluida esta.


El REGLAMENTO, es para CUMPLIRLO, sí o sí, desde el primero hasta el último. Y esto NO se hace. Y NO se ha hecho en esta carrera. A pesar de las “amenazas” de la organización, hay corredores que se lo saltan a la torera. Corredores de todo tipo, desde los de cabeza hasta los de la cola (especialmente los primeros). Estoy seguro que no va a influir prácticamente para nada en el resultado, pero es el Reglamento y punto. Ojo, y no sólo ocurre en carreras más “populares”, también lo he visto y comprobado en carreras de la copa del mundo. Y puedo dar nombres y apellidos. Y se puede comprobar con imágenes.


Así que seamos serios, consecuentes y a la organización no debería temblarle el pulso a la hora de tomar medidas y no intentar “quedar bien”, pues así no lo hace. He visto en algunas carreras como descalificaban al primer clasificado, al segundo,…e incluso a alguno que iba el cincuenta. Es lo que se DEBE hacer. Así que espero que en próximas ediciones, tanto en esta carrera, como en cualquier otra, la organización haga cumplir el reglamento y los corredores sean más serios y responsables. Creo que es cuestión de educación y respeto, tanto a unos como a otros.


Traducción "libre" y muy interesante de Nicolas, el corredor francés, de la Travesera de Picos:

Versión traducida de TRAVERSEE DES PICOS LE RECIT.docx


74 kilometros - m D 6600 - D-6650m


Historia de una carrera Ultra por Alta Montaña

Hacía mucho tiempo que esperaba para participar en ésta famosa Travesera de los Picos de Europa. Desde principios de 2011 creo. Yo había descubierto la información al azar en Facebook (¡no son todos malos en las redes sociales!), Y he visto la historia del Gran corredor español Salvador Calvo. A principios del año 2012, en busca de información precisa para las inscripciones, es Oscar Pérez López quien me informa del sitio para ver y unos datos para no perderse. Unos días más tarde, con amigos de la Xteph Lemur de equipo, Stephane y el Pollito, estamos inmersos en este nuevo reto.

Hablamos de reto, todos se han centrado en esta primera mitad de la temporada en este objetivo, nos preparamos para tratar de completar esta ruta de 74 kilometros y 6550m de d +.

Antes de leer este relato de la carrera que esperamos descubrir un poco más esta carrera y este Macizo suntuoso, primero debe leer el primer artículo de esta presentación. A continuación, tendrá una buena visión del ambiente, por supuesto, las pendientes, es mejor estar en mi historia.

¿Cómo me informé sobre este evento?

Un comienzo complicado de la temporada con problemas recurrentes en las pantorrillas. ¿Desgarrón mal cuidado? ¿Las contracturas? Confieso no haber tenido respuestas muy claras ... pero hasta ahora, siempre he tenido una forma física muy buena, porque he hecho un montón de ciclismo de montaña. Desde mediados de mayo, incluso encadenado un ciclo completo de cuatro semanas con cerca de 15 horas de entrenamiento / semana, incluyendo la Travesía del País Vasco cruzar en bicicleta sin parar, y concluyó de forma brillante por el Raid Xikint'O el fin de semana precedente al evento. Níckel ... excepto el miércoles antes de la carrera, a J-3, un pequeño footing anodino solo para probar el material y la bolsa, las contracturas grandes en la pantorrilla derecha (si bien es la izquierda que me molesta desde el comienzo de temporada) Obligado a detener la sesión, la carrera está imposible. Enseguida, la moral de lleva un duro golpe ... ¿por qué ir a los Picos de Europa en este estado? Horas de coche para ser bloqueado por el dolor como después de 2 kilometros? Durante 2 días, sin entrenamiento, prefiero no probar o incluso si se trata o no ... me decidí a ir de todos modos, porque esperar tanto tiempo! No tengo ninguna ilusión dentro de mí, pero yo prefiero no escuchar, hacer como si nada hubiera pasado ... Me alegro de ser así, pero un poco disgustado, al mismo tiempo! Sentimiento muy complicado como antes de la carrera ...

Viernes, 14 de junio 2012.

10am. Aquí estamos en Urrugne, con destino a Asturias. El Lemur'''' equipo se está moviendo con fuerza, Xteph, Bip Bip, Pollito, y Marxtel. 5 corredores a la salida ... ¿cómo a la llegada? Las estadísticas tienden a decir que quizás dos ... espero que sea de otra manera. Todo el mundo está a la vez motivado, curioso por ver lo que nos espera en éste Macizo tan hermoso como exigente ... y un poco preocupado. Rumbo a Arenas de Cabrales.

En tanto deciros que el camino se ha ido rápido. Llegamos después de unos pocos descansos a las 15:00. Formalidades de dorsales en un hotel frente al Pico Uriellu (o Naranjo de Bulnes), todo un símbolo. El único punto de vista del Valle de la torre tan popular entre los grandes escaladores. Somos 450 en los formularios de inscripción. Nos enteramos, de paso, que podemos enviar una bolsa durante la carrera, al km 48 ... lástima no haberlo sabido antes, pero todavía vamos a usarlo. Luego, con una salida a la medianoche, nos fuimos directamente al lugar de Salida, en Covadonga, ya que esta es una carrera en línea, la TRAVESERA INTEGRAL los Picos de Europa. El nombre de Covadonga me sonaba a mí ya que de manera regular llegan a las alturas de la Vuelta en los Lagos de Covadonga, un juez implacable ... seguramente como nuestro Tourmalet para nosotros! Llego al lugar alrededor de las 18h, entonces tomó el tiempo para una hermosa visita turística en el Santuario de Covadonga. Encerrado entre montañas, Covadonga es un santuario religioso popular y hermoso. Este pequeño paseo definitivamente valió la pena el desvío.

Poco a poco, el reloj no se detiene. Preparación de bolsas, la comida a los pies de la camioneta, una siesta al atardecer ... la hora se acerca. Siempre preocupado por mi pantorrilla, entonces Martxel me propone echar un vistazo. En el punto donde estoy, me engancho a lo que sea. Resulta que Marxtel, sin estar bajo un fisioterapeuta, tiene buenas condiciones para esto. Se siente el malestar directamente: tiene enormes contracturas en los gemelos. Entonces, ¿qué? 30 ... "hiper masaje profesional, la presión, la fricción ... es muy doloroso a veces, pero sé que mi buen fisio me había hecho la misma manipulación recientemente y que ha tenido mucho éxito. Cuando termina, las contracturas siguen ahí ... pero el gemelo es mucho más flexible. Una buena cinta en la parte superior de cada una de las medias de compresión de la pantorrilla más todavía ... y ya veremos. En mi cabeza, me digo que los primeros 2 km de alquitrán serán cruciales. Si eso sucede aún queda mucho. Después me digo que haría el puente bajo por la primera gran bajada ... en caso de que las contracturas excéntricas sean también imposibles de soportar ... un montón de preguntas en mi cabeza en realidad. Pase lo que pase en este momento.

El clima, las condiciones eran de un día perfecto. ... A pocas horas de comenzar las nubes aparecen, desaparecen, los pronósticos no son positivos ... ... difícil saber qué pensar ... qué lástima, si se descubre el macizo, sin reparar en la parte superior.

Menos de 30 minutos antes del comienzo ... es buena noche, comienza a tener una buena efervescencia, las últimas fotos de grupo ... y estamos listos para salir en medio del pelotón español. Chips de control de tiempo electrónico, las últimas recomendaciones del Director de Carrera: las condiciones meteorológicas no son buenas. A pesar de las estrellas sobre nuestras cabezas, la lluvia se anunció en la mañana ... Entonces tratar de recuperar mi Gore-Tex que queda en la bolsa del km48 ... pero ya es demasiado tarde, mi pequeño cortavientos hará el trabajo hasta allá. Si llego ......

Sábado, 15 de junio - 0:00 - Inicio de la carrera

Sección 1 - CALENTAMIENTO

Covadonga (km 0-155m) - Col de Jou Santu (KM22-2115m)

22 kilometros - + D 2340 - D-450

1 Avituallamiento

Me pongo a mí mismo voluntariamente apartado de las líneas del frente, con Stephane. El inicio se da. En estos dos kilometros de asfalto pequeños, el ritmo es rápido. Como de costumbre ... Me parece increíble, a qué es debido. Poco importa. De todos modos, me centro en mi pantorrilla, mi único punto de atención. Cada vez que piso trato de no empujar demasiado duro, me tomo un paso más oblicuo ... las contracturas están allí de todos modos. No es tranquilizador, pero el dolor sigue siendo el mismo. En Covadonga, ataco la pista en la posición 30-40 probablemente. Ahora entiendo algo del inicio rápido, ya que ha atascado un poco, pero nada demasiado serio, sólo lo suficiente para no encender el contrario! Estoy obsesionado con él ... tira la pantorrilla derecha ... se está tirando por delante ... pero aún así ... ya no se ha lanzado a la vez como el Trail Drôme Lafuma ya está! Una vez pasada la primera pared, el rango de primer kilómetro de recuerdos, pendientes pronunciadas, pendientes corribles... todo lo que necesitaba no sólo para los gemelos. Al nivel de forma, me siento como que estoy muy bien, porque subo poco a poco, y mi corazón se ha estabilizado entre 145 y 155 solamente (FC máx 185) ... pero por ahora mi atención está en otra parte. Caminamos juntos con Stephane, ya sé que vamos a estar por delante de nuestras predicciones en el KM11, avituallamiento en los Lagos de Covadonga. Sobre una base de 13h de carrera (Top 5 en 2011), debía pasar en 1:45 y aquí estamos en 1:30! ... Esto me anima mi decisión de ir tranquilamente ... muchos corredores llevan ciertamente a un ritmo demasiado rápido. Breve descanso para llenar del agua la bolsa, pequeña pausa técnica entre dos coches ... y nos vamos para los sólo 3 km de pistas, casi llanos de la carrera. Una vez más, mi atención se centra en la pantorrilla, me aseguro de no poner demasiado, me puede ralentizar un poco. Stephane así paso, así tira siempre pero así pasa ... y nos acercamos a la primera gran ascensión La moral está empezando a ser buena ... la dirección a seguir será el gran descenso hacia Caín! Si el dolor se mantiene estable, ahora no atacaría más que eso. Tan sólo sensaciones extrañas'''', pero que no me impiden en absoluto a avanzar a buen ritmo. Eso es esencial, recuerdo que el día anterior o unas horas, no me lo podía creer en absoluto.

KM14. Esta vez se ataca el monte en serio. Vuelvo a mi mundo. Se pasa a modo de marcha, los bastones son una necesidad, se ataca recto a la pendiente. Hay 900 + d para llegar a la parte alta Poco a poco, sin realmente darse cuenta de ello, adopto un ritmo bastante sostenido, sin dejar de controlar mi corazón a 155 pulsaciones por minuto. Stéphane se reserva algo ... ahora todo el mundo hace su carrera, es mejor para todos. Poco a poco, me concentro en las tensiones cada vez menos, y disfrutar de estos momentos de Montaña por la noche. Las estrellas siguen ahí, se distinguen las cumbres. Adelanto corredores lentamente, pero es difícil saber dónde estoy. Veo bastantes luces rojas intermitentes en la parte delantera ... pero no me importa. Lo que realmente me sorprendió en ese tramo de la noche, es sobre todo el número de personas de la organización colocado en la Montaña! ¡Impresionante! Todos los 10 ', el giro de una roca, una vez, un frente y nos deslumbra alguien que está ahí para asegurarse de que todo va bien, para una palabra de aliento. La organización está bien preparada, la seguridad aparece como una prioridad, estamos ... tierra de montañeros, de eso no hay duda.

En la parte superior de la subida, un viento terrible empieza a soplar. En algunas partes liberadas, hace mucho frío. Muy rápido, me tomo el tiempo para un pequeño descanso para poner mi corta vientos. Es más prudente. Estamos a 2000m. Los primeros neveros hacen su aparición ... la alta montaña es nuestra. Antes de desviar a Caín, éste primer tramo de carrera termina con una serie de subidas - descensos de varios collados pequeños. Todo es mineral, los neveros son muchos, aunque algunas partes son muy empinadas hacia abajo. Se requiere hacer un poco el equilibrista, pero la calidad de nieve es perfecto, la precisa. Que la gozada en este tramo, entre las rocas y la nieve, solo en la noche estrellada a más de 2000m ... ¿qué más pedir? En el último collado, de repente, una pendiente vertical se inclina ante nosotros, y las luces de la aldea aparecen, 1600m en descenso Es increíble ésta verticalidad. Las luces parecen a la vez tan cerca y tan lejos ... otra carrera se iniciará en mi cabeza. Sin embargo, esta primera sección de calentamiento, con 2450m de d + era magnífica. Los tirones tienden a estancarse, lo cual es alentador. La forma es súper buena, he cumplido al pié de la letra mi “ plan de Carrera”, aunque estoy bastante por delante de mis mejores predicciones ... estad atentos.



Sección 2 - LA TRAVESERA VERTICAL

Col de Jou Santu (KM22-2115m) - Col de Valdominguero (km52-2140m)

26 kilometros - + D 3830 - D-3730

3 Refresco

Muy rápidamente, deslizándose entre las rocas en esta empinada pendiente, me detengo para eliminar el corta vientos. Al abrigo del viento, se hace pesado. Los primeros pasos son vacilantes descenso, por lo que es una técnica muy difícil. Me tomará un poco de tiempo para adaptarme a encontrar mi ritmo en este descenso infernal de 1.600 metros en menos de 5 km. Yo me las arreglo en éste sector, sabiendo que yo estoy delante, y sabiendo lo que me espera todavía. Trato de hacer pequeños pasos a buen ritmo, sin poner fuerte presión sobre los cuádriceps ... me gusta. Las luces de Caín aparecen y desaparecen a voluntad de las secciones del terreno, poco más pronunciadas con un poco de vacío en el lado ... Me digo que es el lugar perfecto para organizar una mega-kilometro vertical! A pesar de este descenso de largo. Por contra, acabo de llegar a la aldea, e inmediatamente avituallo. Eso es bueno! ninguna transición. Son las 4:25. Yo había previsto pasar hacia 4:45 o 5am creo. Estoy pues adelantado en el tiempo correcto! Al azar, sin preguntar, yo echo un ojo en el hoja de control, y me doy cuenta que soy 7 º! Yo no sabía del todo donde yo estaba, y no me hubiera importado en absoluto ... pero la sed de conocimiento era demasiado fuerte! Por contra, no he mirado los tiempos de paso, seguí corriendo a mi ritmo.

Después de llenar la bolsa de agua y un avitualla pequeño, aquí vamos de nuevo. La travesía de la aldea debe durar en todos y para todos para 500 metros ... y nos metemos directos en la pendiente. En menos de 8 km, 2000 metros para subir. El comienzo es súper escarpado, con unos cuantos pasos con las manos en los pequeños pasillos estrechos! Detrás de mí las luces de la aldea se alejan de nuevo, y enfrente, la serpiente de frontales en el descenso a Caín es hermoso. Bastante rápido, adelanto a un nuevo corredor, luego dos a la vez ... Rápidamente hago cálculos en mi cabeza después de haber echado un ojo en la hoja de un Caín para saber dónde estoy. Queda un mundo por delante. No cunda el pánico todavía. Empiezo a hacer caso omiso de estas tensiones aún presentes, pero poco molestas en el gemelo, pero por contra, en ausencia de camino, me concentro sobre el balizaje. De hecho, hay muy pocas balizas reflectantes aquí, sin duda el hecho de que casi todos los corredores pasarán las primeras luces del día ... pero para nosotros no es fácil. Cuando veo a uno de estos señalizadores hacia lo alto con su linterna frontal, entonces puedo dibujar una línea recta con él ... y así sucesivamente. He temido perderme el camino ... incluso hacer algún directo en el pedregal en los desplomes! Apagaré mi frontal en breve. Me acerco al primer collado, que precede a la última parte hacia la Horcada de Caín. Las altas montañas del Macizo Central (de Urrieles) Picos se desvela. Hermosas agujas, paredes hermosas, un circo hermoso con neveros por todas partes. Es magnífico. Pero, ¿dónde vamos a franquear este paso? Se trata de 500 metros para subir ... estamos comprometidos en el fondo del circo a través de los neveros. Otro corredor delante de mí ... y otro un poco más adelante, a pocos minutos. Creo que sin querer, he hecho una gran remontada en esta parte, y esto será confirmado por los tiempos de vuelta más detallados. Pero aprovecho el 100% todavía. Detrás de nosotros, las nubes parecen tapar el fondo del valle de donde venimos ... pero por contra, justo por delante de nosotros, podemos distinguir el paso del collado ... y los colores extraordinarios, son visibles por encima de los neveros. Es rojo, naranja, rosa ... como si hubiera un gigantesco fuego por detrás del collado ... pero el sol parece esperarnos. Recojo mis bastones, saco mi cámara que hasta entonces habían permanecido en el bolsillo de mi pantalón corto, y luego voy a disfrutar de estos momentos. Este instante corresponde a las primeras imágenes del cortometraje realizado, momentos mágicos en unas montañas, difíciles de describir. El corredor español, que está sentado a mi lado (Sebastián Sánchez) es difícil de creer ... Me ataca, le supero, me detengo ... continúa como si nada hubiera pasado, pero yo prefiero disfrutar de estos momentos de la carrera únicos, también sé que el camino es aún muy largo. Esto no es una pérdida de tiempo estoy seguro. Desde el collado, vemos la famosa Torre de Urriellu, el sol está directamente en frente, las imágenes son impresionantes. Llego a los neveros, cámara en mano ... puro placer de la montaña. Es emocionante. No son ni siquiera las 7 am, tras 7 horas, casi 4500m de d + ya ... y esta es la felicidad. Los pocos kilómetros antes del Refugio de Urriellu pasó como un relámpago y eso que era tan hermoso. Llego a la avituallamiento delante de Sebastián, pero en el tiempo para avituallar y llenar con agua, se había ido ... el juego del gato y el ratón ha comenzado. Saboreo esta ventana de tiempo extraordinario, a años de luz de las previsiones más optimistas. Es simplemente perfecto. Después de saludar a todos estos amables voluntarios siempre están dispuestos a llenar la bolsa, cantando'' Makina Campeon'' o'' Makina '' ... voy de nuevo en el camino. Bordear ésta torre cada vez más impresionante, ahora debemos hacer frente a la subida de la Collada Bonita, por un pequeño hoyuelo en el perfil pero aún así de + 500 metros en unos pocos cientos de metros, de hecho. Para mí lo más duro recorrido, con este fin en los desprendimientos de tierra que dar un paso atrás cada 2 adelante por lo que la pendiente es pronunciada. Pero, de nuevo, la decoración está a la altura de la dificultad. La torre está ahora detrás de nosotros, el sol ilumina las cumbres, y la Collada Bonita, atraviesa la muralla entre dos picos ... el camino es difícil de adivinar desde arriba de modo que parece poco probable que pase recto Mi ritmo sigue siendo muy bueno. Alcancé a Sebastián rápidamente en la subida, y en la parte superior, que se remontan incluso a menos de 2 'en el corredor anterior (yo pensaba que era el segundo ... pero que en realidad fué que era 1º. ... yo guardo mis cálculos! Yo no soy un profesor de matemáticas que es sabido...). Tengo un gran ritmo en las subidas, y en la gestión, algo más bajo en descenso no, todo va mejor aún. Es genial. En la escalada al collado, veo que el corredor que me precede un poco más abajo, la brecha se reduce. Pero con mi cámara, estoy un poco molesto para atacar la primera parte. Una cuerda, un nevero, piedras ... y una pendiente de 50 ° Opto por la neviza, dejando la cuerda ... y todavía se cae por un nevero que la hace, es pura delicia. Pero la fiesta no duró mucho tiempo ... una vez que los neveros han desaparecido a medida del descenso, los 1.300 metros a bajar hacia Las Vegas de Sotres (Km48) son terribles. Terribles, por la fuerte pendiente y técnicamente sobre todo! Se desarrolla en lapiaces gigantescos, hay piedras por todas partes, cortantes y ancladas en el suelo ... obligándolos a saltar de piedra en piedra sin interrupción, lo que obliga a mantener una concentración máxima de principio a fin. El fondo del valle es claramente visible y parece muy cerca, pero el descenso es interminable. Sin tregua, no hay forma de recuperar, excepto para caminar. Una vez más, los excursionistas y alpinistas todavía dispersos en los valles salvajes cantando Campeones. Y dar información. A pesar de que no siempre entiendo éstos estímulos en español, he entendido uno:'' El primero está a 2'' '?? Fue entonces cuando me doy cuenta de mi cuenta de errores, en realidad estoy en cabeza de carrera, no muy lejos del líder, por varios kilómetros, sin saberlo. Pero aún no cunda el pánico, me encuentro a mi ritmo ... quedan casi 4 h. de carrera si todo va bien, y un último desafío en el aterrador ver videos de los últimos años. Llego al avituallammiento en la posición de 2º y luego otra vez como siempre en 3ª posición detrás de Sebastián. Me tomé el tiempo para cambiar gracias al soporte de la bolsa con una camiseta sin mangas en seco. Aquí voy de nuevo a estrenar para este último ascenso, que anunció en 1100m de d+ en 3,3 km. Todavía estamos por encima de las nubes, las condiciones siempre son perfectas. Es increíble, todavía disfrutar de estos hermosos Picos de Europa, el comienzo del tercer Macizo, el Macizo Oriental llamado de Andara.



El comienzo no parece tan fuerte ... pero pronto, entrar en un circo con paredes que se interponen ante nosotros. La ruta va a la parte inferior del círco ... y la parte final parece francamente vertical. Yo distingo entre dos siluetas de dos rocas en la parte superior y luego comprendo por qué ésta subida es tan dura en este momento de la carrera. Los bastones se requiere siempre ... mis dos predecesores en el punto de mira. Me cambié el modo de robot, mantener un ojo en mi altímetro para saber donde estoy ... y todavía se hace más fuerte! A los pocos minutos rebaso a Sebastián, y veo al líder en lo alto. De hecho, son dos, tiene una “liebre” para el final de la carrera, obviamente. Yo mido la distancia que me separa de él con regularidad, y me doy cuenta de que yo retrocedo poco a poco. Es indignante. Y ... casi no lo suficiente. El final es realmente terrible. Estoy casi sobre él, pero tengo que colocar mis bastones ... y aseguro mi cámara, por supuesto. La pared final es de escalada. Yo, incluso, he perdido mi cámara. Las dos manos son útiles. Por suerte había una persona de la organización por debajo para evitarme bajar a buscarla. Algunos peldaños de escalera en el nevero final, y aquí estoy en el Collado de Valdominguero. Más de 6.000 de d + en 50 km de carrera, de regalo. El primero se llegó unos segundos antes, pero anotó sin parar. No me precipito por la pena, todavía hay más de 20 km ... Mido bien el largo del camino. Esta vez, la brecha con tercero parece mayor así que esta vez no sé si nos encontramos otra vez. Sigo este largo descenso en el Macizo de Andara!

Sección 3 - EL DESCENSO INTERMINABLE

Pase Valdominguero (km52-2140m) - Arenas de Cabrales (KM74 - 140m)

22 kilometros - 350 D + - D-2350

1 AVITUALLAMIENTO

EL 1º y su Liebre van justo delante de mí a menos de un minuto, en las por las primeras rampas de descenso. En un principio, siempre es muy técnico y mineral. Algunos cruces entre los escombros, las pendientes son menos brutales ahora. Siempre están a la vista. Sigo pensando que mi manejo de la carrera, a mi dieta ... y los km terribles por delante, con los aumentos, los tramos para correr que tanto detesto en realidad yo soy un gran caminante, no un corredor. En resumen estoy divagando ... sigo. Llegamos de nuevo a un universo de lapiaces, con precipicios al borde del camino. El trazado hace zig zag y, la gana de atacar es tentadora, pero es imposible de otro modo a atascarse frente a un agujero de varios metros. Después de 30 'de descenso alrededor, nos encontramos ahora (algunos dirían que por fin) en un camino corrible Debemos llegar hasta el avituallamiento, situado a 14 km de la meta. El ambiente cambiará en ese momento. Avanzamos en las nubes, la visibilidad es de sólo unas pocas decenas de metros, no puedo saber dónde están. Ahora estamos por debajo del refugio de Andara, sobre la pista de 4km de largo que conduce a éste avituallamiento. Las sensaciones siguen siendo buenas. Llego al avituallamiento y el líder está ahí, sentado en el suelo. Así que ahí estaba yo, sin saberlo, en cabeza de la Travesera de los Picos de Europa .

Una vez más, me tomo el tiempo para comer plátanos y beber una coca-cola ... pero ahora Kiko y su liebre demarran de inmediato. Esta vez, terminó la vitualla, al instante hago lo mismo. Ahora no voy a dejar ir y darle un ir a por todas! Todos los alientos son para Kiko en este avituallamiento, y esto es bastante normal, ya que en realidad es el corredor del pueblo, el corredor miembro de la Asociación de Montañeros organizadora 9 años que esperan la victoria de un corredor de Cabrales. Todo el valle está detrás de él. Era favorito en el comienzo junto con Salvador Calvo en particular. Y aquí estoy de aguafiestas, en medio. El pequeño francés salido de la nada que viene a estropear la fiesta. Así que dejamos los tres (como la liebre todavía está allí), para 14 kilometros, comenzamos por 3 km de falsos llanos un descenso, y de entrada, él me ataca fuerte. Desarrolla a gran velocidad, me agarro ésta vez, me las arreglo, sobre todo ... caminando la liebre estalla y nos deja marchar irremediablemente ésta vez ;en el fondo, me veo obligado a dejarlo ir, toco en el rojo . Pero detrás de las pequeñas subidas, le tengo a vista, y algunos caminaban en una pendiente poco que hacer de nuevo la unión. La lluvia hizo su aparición, la niebla es densa ... el final de la carrera cambia por completo todo en comparación con el resto del día. El indicador de final hacia Cabrales se hace sólo 6 km de la meta, los km. se hacen largos justo antes. Impulsos, subidas, bajadas, donde se pueda, correr, ... me aferro a sus faldones. Pero la inversa no es posible, no puedo tomar la cabeza. Me aferro, él no llega a soltarme a pesar del cambio de ritmo ... pero es cada vez más duro. Creo que esta parte es interminable, tengo un deseo es que la pendiente se incline fuertemente otra vez, para encontrar el terreno técnico. Bueno ... por fin sé.

El final es una verdadera carnicería. Los últimos 800 metros de desnivel sobre Cabrales se hacen sobre en una calzada romana y el 20% de pendiente media, con las rocas en todas las direcciones. Ultra-técnica. Y si se añade un poco de lluvia en la parte superior, da una pista de patinaje para corredores cansados. La sensación de correr sobre cáscaras de huevo durante varios kilómetros. Kiko conoce el camino a la punta de los dedos, es innegable. Además, debo decir que sin seguidor de cerca (Liebre), creo que habría perdido mucho tiempo en este sector, a la vez para identificar la traza no siempre es evidente, y también por la fatiga, no habría tenido la mente en estos sectores interminables. Sin embargo, a pocos kilómetros de la meta, todavía estamos los 2 en cabeza de carrera. Empezamos a hablar con mis pocas palabras de español ... pero es demasiado tímido. Me propone, sin embargo una llegada juntos al final de la calzada romana ... Creo que acepta la propuesta, porque de todos modos, yo no podría haber aguantado mejor en este final tortuoso y rodante, sería casi necesario una última dificultad grande cuando fuerzo mis bastones. El hecho es, a 2 km de la meta, las piedras desaparecen, un hermoso sendero se abre bajo nuestros pies, y hete aquí que Kiko, parte casi al Sprint?? Difícil de entender ... yo levanto también, mi ritmo es más fuerte, pero imposible seguirle el paso. Sigo, Kiko se ha ido. El pueblo está muy cerca ... siento que estoy rodando por las últimas pendientes, y de repente, oigo grandes explosiones. Esto significa que Kiko ya ha llegado. Increíble, me queda casi 1 Km. por recorrer?? Terminó como una bomba. No voy remolcado, pero el está evidentemente del todo tocado, sin duda motivado por esta llegada a su pueblo, ante los suyos. Así son las carreras. Por último, es bien merecido, cuando hizo toda la carrera en cabeza desde la salida. Le he preocupado en la última subida, y después de mi vuelta por el último avituallamiento, pero poco más. Termino con la satisfacción de haber hecho una gran carrera, inesperado en vista de las condiciones en la salida, con una gestión muy buena, una gran forma ... y después de probar mi suerte. Ya es enorme. Estoy en las calles de Cabrales, y pasar bajo el arco en 12:11. Los tiempos son excelentes, ya que están a pocos minutos del tiempo de referencia logrado por Txus Romon el año pasado, y Txus es un excelente corredor español. Algunas palabras en español para el micrófono y la televisión local ... paso a recuperar, la cabeza llena de imágenes. Sebastián Sánchez, seguido por Salvador Calvo acabaron en la 3 ª y 4 ª posición.

Con Xteph, Armelle y Martxel, estamos en busca de Bip Bip y el Pollito todavía en las laderas de los Picos. Es difícil saber dónde están, en qué estado ... pero al final, van a superar este gran desafío a través de estas hermosas montañas. Stéphane en el lugar 40 º en 16:00, y el Pollo 162 º lugar en 20 horas, así de memmoria. ¡Increíble. Al final, , 3 de 5 en la llegada, le ganamos a las estadísticas y a pesar de una noche bajo las estrellas (una colchoneta hinchable en el hormigón del estacionamiento, ocultos detrás de una barra de bar) , contentos los 05.05 que nos pusimos en camino de retorno a la mañana siguiente.

Con una convicción, vamos a volver en el macizo. Para la carrera yo no lo sé, pero para recorrer esos caminos en bellas etapas, está asegurado.

Esperando que hayan disfrutado la lectura de esta historia de esta montaña de ultra a través de los Picos de Europa'', ¡la Carrera por Montaña mas dura del Mundo!

Nos vemos pronto para seguir.

Le Lemurien.