1 jul. 2013

GTP...Y OTRAS COSAS (2ª PARTE: A DONDE VAMOS?)

GTP Y…OTRAS COSAS


Después de Andorra y con el fin de meter kilómetros en mis piernas y también para cambiar de escenario de mis entrenamientos decidí ir a correr el Gran Trail de Peñalara.

Y como ya es una rutina, compruebo todo el material obligatorio, que todo funcione, etc., etc. Hasta aquí todo perfecto. Salimos a las 11 de la noche. Llevo una frontal Petzl Nao y una Led Lenser de reserva (más pilas de recambio. Después de mis dos infortunios en las últimas carreras nocturnas he decidido no correr ni un riesgo más por la noche).

En el primer control en la cumbre de La Maliciosa una pareja nos lleva casi cuatro minutos de ventaja, pero en el descenso les puedo cazar, más rápido de lo que yo esperaba (creo que deben entrenar un poquito más la parte técnica de las carreras:):):)). Y así llego al segundo control, creo que en Canto Cochino. Mi problema es que mi etapa de rodador ya está en el baúl de los recuerdos, por lo que me vuelven a pasar como motos de nuevo hasta llegar al Collado de la Dehesilla y comienza otra bajada medio técnica, medio herbosa. Aquí me pierdo un poco, pero aún así les vuelvo a cazar. Pero claro, se repite de nuevo la misma historia, en pista soy un tractor, corro pero a ritmo futbolero:), así que otra vez que me pasan.

Y aquí vino mi primer problema. Subiendo La Morcuera se me apaga la frontal. Juraría que había programado la Ptzel Nao para que me durara prácticamente toda la noche. Pues no. Me duró cuatro horas escasas. En fin, menos mal que llevaba la otra frontal. La enciendo y…sorpresa… ilumina menos que una cerilla. Os juro por Snoopy que me compré las pilas esa misma semana, y no en los chinos. Estaban completamente nuevas, a estrenar. Pues hala majo, a cambiar las pilas (os dais cuenta por qué llevo ahora siempre dos frontales y pilas de recambio???, estoy gafado con las frontales). Pero ahora ya no me quedan más recambios así que tengo que regular la luz de la frontal para que me dure el resto de la noche. En ese lapsus perdí bastantes minutos y me pasaron bastantes corredores, pero bueno la carrera es larga.

Bajo hasta Rascafría, dónde la organización permitía llevar una bolsa con lo que quisieras. Allí cogí mi gorra (aunque aún eran las 5:30 de la mañana, más o menos) , bebí un poco y continué. Me comentan que salgo el quinto, ya que el resto de los corredores están comiendo en el control. Bueno sigo para arriba a subir el puerto del Reventón. Amanece a media subida y alcanzo a mi colega Alvaro. Noto una neblina en el ojo. Bah, pienso que es el cambio de la noche al día y el ojo se está aclimatando a la claridad. Pero a medida que es más de día noto que no veo igual, que veo borroso. Me tapo el ojo izquierdo y…vaya sorpresa más desagradable… no veo nada con el ojo derecho, pero nada, sin llegar a ser negro, como cuando ves que aparece en la tele todo difuminado cuando se ha perdido la onda. Pero sigo subiendo con Alvaro. Al llegar a la cumbre de Peñalara les digo a los voluntarios lo que me pasa y que avisen a un médico para cuando llegue a La Granja. Alvaro me va haciendo de “perro-guía”, pues debo fijar la vista en el suelo para ver donde pongo los pies, pero para ver las marcas casi me tengo que parar. Antes de llegar a la Granja hay una ambulancia del 112. Me paro y me ponen un colirio o algo parecido en el ojo, pero nada de nada, igual que antes. Sigo bajando hasta llegar a la Granja (km 80). Allí me está esperando una doctora. Me pregunta lo que me pasa. Se lo explico. Coge una jeringuilla, la llena no sé con qué y me lo echa en el ojo y me dice que con eso se pasará. Repite la operación. Me pregunta que tal está ahora. Tapo mi ojo izquierdo y estoy a punto de decirle: “…ahora te veo más guapa…” y es que seguía sin ver nada. Me mira el ojo, no sé que me dice que puede ser y piensas (como casi siempre) en lo peor. Y si es un glaucoma…y si tengo un desprendimiento de retina,… y piensas…joder, a la mierda me tengo que parar. Pero sólo quedan 30 km para acabar. Además habíamos cazado al tercero. Y decido continuar. En este tramo nos vamos alternando. Al final Alvaro pierde un poco de fuelle y llegamos el otro chico y yo al penúltimo control. Pero el sol me está matando el ojo. Veo bien cuando voy por el bosque cerrado, pero en cuanto me da el sol no veo un burro a tres pasos. Lo estoy pasando fatal y me quedo para atrás. Al llegar al puerto de Navacerrada (último control) el sol aprieta de cojones y cada vez veo menos. Hasta tal punto que aquí me adelante el inglés (perdón, pero es que ahora no recuerdo su nombre). Después de un pequeño repecho comienza la bajada final hasta el pueblo de Navacerrada. Joder, cómo echo de menos poder ver bien para bajar como a mí me gusta. Pero a ajo… y a agua… hala majo, baja pisando huevos hasta llegar a la pista. Ya en el pueblo viene Alvaro por detrás y me alegra un montón poder entrar los dos juntos. Eso sí, hemos estado algo más de 15 horas corriendo. Nada más llegar a meta, me meten en una ambulancia, me toman la tensión, me ponen una pinza en el dedo y me dicen que está todo muy bien. Aquí, otra doctora, muy simpática, me pregunta por mis gafas…¿mis gafas? Siempre corro con gafas, pero como salíamos de noche las metí en la bolsa que nos llevaban al control de Rascafría, pero como aquí llegué de noche, ni me acordé de las gafas. Me mandó sentarme y que me pusieran unas gafas. Me dejó mi hermana unas, pero es que eran horteras que te cagas, así que estaba por allí el de la tienda de Ranning y apiadándose de mí me dejó las suyas (gracias majo, espero que mi hermana te las devuelva esta semana). El caso es que el efecto fue alucinante. Empecé a ver mejor y a la media hora ya veía casi completamente bien del todo. Eso sí, luego oyes comentarios de todo tipo y ahora mismo dudas de la causa de esa “ceguera”. La más probables es, precisamente, esa, la de no llevar gafas de sol y amanecer un día tan soleado, con el sol muy alto. Pero también te comentan que si fue una subida de tensión ocular, que si falta de azúcar, que si exceso de azúcar, que si te masturbas mucho….joer y yo que sé, pero ahora veo bien.

Bueno, al final hice quinto y primero en superabuelos:):):)

 
En fin y ahora vamos a las OTRAS COSAS. Ahora que estoy en racha y despotricando vamos a tocar otro tema. Espero que no lea esto Nerea porque igual tiene razón cuando me llama “viejo cascarrabias”. Al principio me llamó “pitufo gruñón”, pero parece que ya lo tenía alguien pillado y lo cambió a este otro. Claro que también podría ser “viejo verde” o incluso mejor, una mezcla de los dos. Querrás creer que cuando iba por la senda desde La Granja a Navacerrada y cuando por la senda de la otra orilla del río bajaba alguna parejita mi mente pensaba, eso sí muy fugazmente, como el paso de una estrella fugaz, uno o dos segundos, “…esos dos vendrán de…???, con lo jodido que iba… ¿Será una forma que tiene la mente para evitar el dolor? O ¿será que mi mente está pervertida? Bueno, me importa un carajo. A lo que iba. Hoy toca las ayudas externas.

A ver como explico esto. Como comenté en otro post, nunca me han gustado las ayudas de ningún tipo, ni tan siquiera en los controles permitidos. Pero es que últimamente estoy viendo (y es que lo veo con mis propios ojos) cosas alucinantes. Podría hablar también de lo que me cuentan otros, pero claro, aquí igual habría que poner un filtro, así que mejor sólo voy a hablar de lo que yo he visto y de lo que opino al respecto.

Si vas en el puesto 569 en una competición y alguien te pasa un gel, una barrita, una botella de agua, llevas una liebre,…fuera de un control, bueno es ilegal (aquí ya dudo que sea ético, cuando vas en esa posición), porque probablemente no bajes del puesto 500 (o incluso ni eso) y no influye nada más que en tu conciencia o si has hecho una apuesta con tu vecino de si bajabas del puesto 500. Si además de pasarte el gel, la barrita, etc te subes a un vehículo y consigues acabar el 200 pues además de ser ilegal eres un tonto el haba o un tonto del culo.

Pero que ocurre cuando esto pasa en el grupo de cabeza? (porque esto ha ocurrido y por desgracia seguirá ocurriendo). Coño, por más vueltas que le llevo dando a la cabeza no termino de entender nada. Señores corredores, esto se nos está yendo de las manos. Ya sé que son muy, muy pocos, pero hacen daño. A ver, que alguien me lo explique. Voy a correr el Ultra Trail de Los Anillos de Saturno. Primer premio: una copa de cristal, una piedra volcánica y un buff. Segundo premio: Una piedra volcánica y un buff. Tercer premio: una piedra…

Os imagináis por dónde van los tiros. Merece la pena recurrir a trampas (no sé si hablar de trampas grandes y trampas pequeñas o son todo trampas) para conseguir esto. Ya sé que alguien comentará…pero está el prestigio, la fama,…pero de qué coño me estáis hablando. Acaso es esto Roland Garros, la Rider Cup, la Champions,…esto si te puede dar fama, gloria, prestigio,.. y dinero, pero unos “ taraos” corriendo por el monte, el desierto, la selva,… esto sólo sirve para rellenar algún espacio deportivo de algún telediario o periódico regional. Y a pesar de todo los hay que no se cortan ni un pelo en usar cualquier tipo de artimaña para conseguir….qué? un rato de gloria. Ja. Pero os habéis fijado, cuanta gente está en la entrega de premios?. Cuántos medios de comunicación nos siguen?


En fin, sólo espero que algún día cercano se cumpla el refrán: …se coge antes a un mentiroso que a un cojo…

8 comentarios:

  1. Estás sembrao, macho.

    Yo te denominé una vez mezcla de osito de peluche y Neardental.

    A lo que vamos dices que 'muy muy pocos' reciben ayudas, yo diría que 'muy muy muchos', en esto no veo el vaso me dio vacío, sino que alguien se ha bebido el líquido y ha robado el vaso. Está claro que ni moral, ni premios ni leches, a la gente se la suda todo. Vamos a tener que ir con el móvil en la mano y grabando vídeos a los farsantes.

    Y reafirmándome en el sudor de la entrepierna, el control de material, ejem, de aquella manera, y vi mochilas muy muy pequeñas, pero que mucho. Las normas son para todos, todos los corredores y la organización.

    Empieza a oler a tufillo, no mola.
    s

    ResponderEliminar
  2. A mi me pasa como a ti, abuso de la masturbación......pero es que es gratis, es portatil (lo llevas siempre encima), es facil (cualquier idiota sabe cascarsela), y da gustito. Ya me avisaron los curas cuando pequeño en el colegio Salesianos: -Niños, no os toqueis la cuca que os quedareis ciegos.
    Y digo yo que algo de razon tenían los muy cabrones, porque tengo 41 años y ya me cuesta ver las letras pequeñas al cerca.......eso si, a este paso me quedaré ciego a los 90 años.....osea que es una maldición a largo plazo.
    Así que tu ceguera transitoria en carrera puede ser parte de la maldición salesiana a los pajilleros. Lleva siempre dos frontales, y unos dientes de ajo para ahuyentar las maldiciones.

    Con respecto a lo de las ayudas externas, seguro que cuando vas en cabeza jode mucho. A mi lo que me toca los cojones es cuando voy a entrar en meta....en el puesto 200 o por ahí.....y me esprinta un gilipollas y me jode la foto......y luego entras en la web, miras tu foto finish, y no se te ve, porque hay un subnormal al borde del infarto, con la cara desencajada, justo adelantandote en la linea de meta. ¿Y no ha tenido el hijoputa 150km para adelantarme....y lo deja para el final...y me agua la fiesta? En fin, Dios los castigará con la ceguera.....porque seguro que tambien se tocan la cuca una barbaridad.

    ResponderEliminar
  3. Estimado señor Calvo,

    Me congratulo de su recuperación visual, a pesar de que pueda haber quien diga que para lo que hay que ver por el mundo...

    He leído con interés la parte final de su crónica, sin embargo le he de recordar que poco antes de la salida el locutor de la organización se jactó de que uno de los corredores favoritos iría acompañado por una liebre.

    Y es que con un sentido latino, lo ilegal y lo correcto adquieren la flexibilidad de un chicle. Fíjese que no es como llevarse un conejo al monte. La liebre es un animal más dotado... especialmente de mochila. ¿Y acaso es “ilegal” compartir barritas? Qué momentos más entrañables esos de las carreras, en que se cambia una barrita de frutos rojos por otra de plátano. Que si me sacas la barrita, que yo no llego... en fin esos detalles hacen que no parezca mal que las liebres vayan tan bien dotadas de mochila en la que hasta termos se han visto. Y meterse un termo de caldo calentito en según qué momento a más de uno resucita y si no es doping, pues debiera.

    Bueno, que me desvío. Que los griegos corrían en pelotas por algo, que digo yo que estarían cansados de tanta trampa: Que si uno lleva unos bidones de plástico y otros de Kleenex y ya me contará de dónde bebieron. Que si hay que poner numeritos a los geles, pero no se dice nada de los envoltorios de Espidifen y Suero Caser que adoquinaban la subida al Reventón.

    Hace un año, cuando me quejaba de que los corredores de cabeza no llevaran ni siquiera linterna (obligatoria) en otra carrera, el organizador simplemente contestaba que no la necesitaban, porque ellos llegaban antes de que anocheciera. O cuando le di la matrícula de una furgoneta (de un parque móvil oficial) que daba apoyo a un equipo en plena carrera, me contestó que sólo lo había visto yo...

    Bueno, que me desvío. Que me alegro sinceramente de su recuperación y espero verle pronto en algún canchal

    ResponderEliminar
  4. Lo primero debo decir que comparto la indignación por el hecho de haya corredores que reciben ayuda externa cuando se está compitiendo por los primeros puestos. Francamente, como finisher puro que soy, de los que van de la mitad para atrás en estas carreras, no me gusta tener menos ventajas que otros, pero me da igual quedar el 250 y que me adelanten 5 porque han atrochado o se han subido a un coche. Ellos sabrán qué ganan con semejante chorrada.

    Me he encontrado a menudo que se me exigía hacer el mismo recorrido que el que gana, cuando yo tardo casi el doble y empleo entre avituallamiento y avituallamiento mucho más tiempo, no con los mismos recursos, sino encontrando (no en el GTP) puestos sin agua ni comida que han arrasado los que corrían por delante y que la falta de previsión o desidia por los que vamos atrás en alguna organización. Mientras por delante, liebres con mochilotes, coches de apoyo y cambios de material en medio de la carrera.
    Pero ¿a quién le importa la justicia referida a los que pagan, digo, corren al final?
    Dicho esto y sin entrar en temas masturbatorios, que ya está todo dicho, fui uno de los escoba que estuvo revisando el material en la salida y la consigna que se nos dio fue "hacer control aleatorio cada pocos corredores de un par de cosas del material obligatorio". No se nos dijo nada de dejar pasar a los flaquitos con minimochilas. Lo juro. Además había un árbitro de la federación que nos vigilaba atentamente en todo momento.

    Seguramente habría que hacer control sorpresa a los 10 primeros en carrera y revisar el material al llegar a meta. Controlar el tema de la "ayuda externa" y de los guarros que ensucian las carreras (¿cuánto pesa un plastiquito que transportabas lleno de algo en carrera?).

    Por mi parte entiendo el cabreo y la indignación. la comparto y hay que poner límite ya a estas actividadeds, pero me siento quizá acusado... bueno, al menos sospechoso de haber favorecido a alguien y puedo asegurar que no ha sido así. De todas maneras, puestos a hacer trampa, tampoco tendría problema esta gente (y me consta que lo han hecho en alguna ocasión) con pasar el control obligatorio de material, deshacerse a los pocos kilómetros de cualquier exceso de equipaje o "compartirlo" con una voluntariosa liebre.

    ResponderEliminar
  5. Tranquilo Kafkería, no van por ahí los tiros. Los voluntarios, creo, o al menos eso he comprobado, han sido en la mayoría de las carreras, lo mejor de la carrera. Hay que echarle narices para estar toda una santa noche a la intemperie, en una tienda,...como para encima ir a tocarles las narices. Yo voy por otra cosa. Creo que a las organizaciones les tiembla la mano a la hora de aplicar el reglamento. Pienso que les da cierto temor "atacar" a la cabeza, a la élite. Pues que queréis que os diga, es ahí donde hay que dar con más fuerza. Personalmente, en algunas carreras en el extranejero, me han llegado a hacer tres controles de material en la misma carrera. También en alguna por España, pero cada vez veo menos. Y no sólo controles de salida y meta, esto también es fácil de manipular, sino controles sorpresa intermedios. Lo único que veo son "amenazas" de que si no llevas tal o cual cosa y al final sólo se queda en eso. Porque para más coña se saltan el reglamento ya antes de salir y además con vídeos, fotos, etc etc y aquí no pasa nada. Quizás,como dice Sergio,vamos a tener que empezar a grabar con el móvil o poner a gente con prismáticos y cámaras en lugares ocultos, en fin como la guardia civil,vamos. Y ya no digo nada, como bien dice Kafkería, de los guarros...Aquí si que lo tengo claro: descalificados y publicados en una lista junto a las demás categorías.

    ResponderEliminar
  6. Salva un placer hacer de Perro-Guia de un Elite Legal.
    Sobre lo de la asistencia, material, liebres.... ya hemos hablado largo y tendido este fin de semana en Navacerrada, así que ya sabes lo que pienso, les faltan cojones a los organizadores para poner colorado a"figuras".

    ResponderEliminar
  7. Desde luego creo que todos los finisher opinamos igual, nada de mierdas al campo y a disfrutar de la carrera.

    Yo creo que estamos en esos momentos abrumados de tantas carreras de montaña que los mismo organizadores temen el ponerse duros, no sea que el año que viene los Top Ten hablen en sus Blogg despotricando de la carrera y quejándose que les regañaron y no venga ni dios. Al paso que va la cosa, pronto veremos como pagan para que vengan los buenos, les ponen sus avituallamientos independientes, su jamón del bueno y los que venimos en el pelotón, sin isotónico ni na.

    Estoy deseando que salga en algún blogg alguien quejándose de que descalificaron a alguien por tirar un simple papelito o por parecer increíble, le obligaron a para a la figura tal porque le pasaron en medio de ningún sitio un cortavientos tipo tres cuartos porque tenía algo de frío.

    Nos vemos en el monte...

    ResponderEliminar
  8. Yo no quisiera añadir mas leña al fuego...pero este año en una ultra en canarias mi novia flipo cuando la misma Nerea en un control de paso pedia ayuda por cansancio, recibiendo ayuda por parte de la organizacion (evidente!!!) y subiendose al coche de mi novia como retirada acompañada por un juez organizador para acercarla a meta!!! EL flipe vino cuando unos cuantos kms mas abajo (10-12 aprox) ...el juez la dejo continuar en carrera y con ello terminar subiendo al cajón!!! BRUTAL:.....pero la culpa de quien es? ella o ellos organizadores interesados en carteles y "flamantes" campeones conocidos?

    ResponderEliminar