5 feb. 2010

Carrera Picos de Europa



El leonés Salvador Calvo gana una de las pruebas más duras

El atleta de Brimeda acaba primero en la travesía integral de Picos con media hora sobre el segundo
Miguel Ángel Tranca astorga efe | avilés efe | madrid

La élite del ultrafondo también habla cepedano. Y buena culpa de ello la tiene el atleta de Brimeda Salvador Calvo que tras su billante triunfo en el Sáhara logró hace unos días subir a lo más alto del podio de la Travesía Intregral «Picos de Europa». Considerada una de las pruebas más duras de Europa.

La cita se convirtió en un auténtico monólogo del leonés que llegaba a la línea de meta después de nueve horas y 24 minutos, con más de media hora de ventaja sobre el segundo y un poco más con el tercero en discordia. Con la salida fijada para las cinco de la madrugada con el fin de evitar el intenso calor y organizada por la Fempa, los mejores fondistas nacionales se dieron cita en una prueba que tuvo como escenario el Parque Nacional de Picos y a 90 intrépidos corredores en la línea de partida (de todos ellos sólo llegaron a meta 53).


A mil metros de altura, los participantes comenzaron su carrera con Salvador Calvo como uno de los grandes favoritos que ya desde los primeros compases de la prueba dejaba patente sus intenciones situándose en el selecto grupo de cabeza.

Jon Santu, a 2.000 metros de altura fue la primera prueba de fuego para los participantes empezando a contabilizarse los primeros abandonos mientras el grupo delantero se iba reduciendo de manera paulatina. La bajada a Caín, la hornada del mismo nombre y el Naranjo de Bulnes convirtieron a Salva Calvo en el líder de la prueba que poco a poco iba sumando minutos de distancia respecto al resto de competidores.

El paso por el canal de Jidiellu y el de la collada de Valdominguero (2.200 metros) fueron otros de los exámenes que tuvieron que pasar los competidores en una nómina que se redujo hasta poco más de los 60. Todo para finalizar en Sotres después de 55 intensos kilómetros de alta montaña por terreno de piedras, rocas e incluso pasos con cuerdas.


Esta dureza de la prueba a la que junto a Salva Calvo tuvieron que hacer frente el resto de atletas se cobró 37 bajas, de las que dos de ellas necesitaron la asistencia de un helicóptero de rescate. Y es que los 10 kilómetros de desnivel acumulable hicieron mella en esta travesía integral por los Picos de Europa, considerada una de las más duras del mundo que en esta ocasión tuvo como vencedor final al ultrafondista cepedano.

1 comentario: